· 

LA MALA CARA DE LA MIGRACIÓN. LO QUE NO TE DICEN DE EMIGRAR A ALEMANIA COMO LATINO

El migrar a un país desconocido es algo muy emocionante, es como esta fantasía de ir a un lugar donde nadie te conoce a empezar una nueva vida. Al menos así era para mí. Tiene poco menos de  dos años que decidí venir a Alemania, sin conocer a nadie, sola con una maleta y aunque ha sido una experiencia emocionante y maravillosa hay muchas cosas que  no tuve  en consideración antes de tomar esta decisión. La emigración no es fácil. Aquí hablare de mi experiencia en Alemania, pero no te asustes, no trato que eches para atrás tus planes, sólo darte un consejo sincero y que sepas que si un día te preguntas si tomaste la decisión correcta, sepas que muchos hemos estado ahí. 

La edad y la adaptabilidad

Cuando llegué a Alemania tenía 26 años, no quiere decir que fuera muy vieja precisamente, pero si que ya tenía una vida hecha en México. Realicé todos mis estudios e inicié mi vida laboral en México, sin contar todas mis relaciones con familia y amigos.

 

Mis primeros meses viviendo en Alemania no estuvieron tan llenos de flores como me lo imaginaba, lidiaba constantemente con la idea de haber tomado una buena decisión, de sentirme sola, de sentirme tonta por no poder aprender Alemán tan rápido como esperaba y de procesar todas las experiencias nuevas que estaba viviendo.

 

Hablé con otras personas y es algo común que pase los primeros meses, especialmente si vienes solo sin tener algún familiar y amigo a quien acudir presencialmente. 


Mi consejo: Concéntrate en el objetivo principal por el que llegaste a Alemania. Ya sea aprender Alemán, viajar por el país o por Europa. Concentrarte en las razones por las que has venido es lo que te va a sostener cuando quieras flaquear.

El choque cultural

Lo sé, lo sé, suena bastante cliché y puede que pienses  que conoces la cultura alemana y que estas predispuesto a ella, (al menos eso pensé yo), pero a la larga empiezas a sentirte como intruso, como que algo no encaja. Las personas que viven aquí no tienen por que adaptarse a ti, tu tendrías que adaptarte a este nuevo mundo al que llegas. Aunque es muy interesante y agradable para los alemanes compartir tu identidad cultural, no puedes culparlos por no reírse de tus chistes o por no hacer cosas que tu estas acostumbrado a hacer.

 

Creo que gracias a estas actitudes se ha esparcido el falso estereotipo de que los alemanes no tienen sentido del humor, cuando vaya que si lo tienen, sólo tienes que hacer un esfuerzo en aprender de la cultura y el idioma para poder entenderlo. 

Mi consejo: Busca un tema de tu interés y trata de aterrizarlo en Alemania, ya sea música en alemán, películas, podcast, libros, youtubers. Más que aprender el idioma, te ayudara a entender la cultura, a entender sus gustos y a entender incluso sus posturas.

Conocer Personas

Estando en Alemania, notarás que es muy fácil conocer otros extranjeros que también están viviendo aquí, pero tu quieres adentrarte más a la cultura alemana. Pues conocer alemanes es un poco más difícil que conocer latinoamericanos. Por supuesto conocer otros latinos aquí es un gran soporte, por que ellos pueden entender el proceso por el que estás pasando y pueden hablar sobre sus experiencias.

 

Pero si hay una palabra que yo usaría para describir a los alemanes es “reservados” los alemanes no hacen amigos de la misma forma que nosotros y tienen un círculo de personas que ya conocen y con las que ya se sienten cómodas, especialmente si están en una edad de 20 años en adelante.

Mi consejo: Puedes hacer alguna actividad de tu interés como deporte, unirte a algún equipo, jugar juegos de mesa o también puedes darle una oportunidad a las plataformas digitales como Tándem (intercambio de idiomas) o busca asistir a eventos de anunciados en Facebook, ahí puede que conozcas personas y empieces a relacionarte con algún alemán. Si llegas a conocer a uno, es fácil que esa persona te incluya en algún grupo de amigos.

Los Procesos y reglas

Cuando estás en Alemania es muy poco probable que busques meterte en problemas. 

 

Sin embargo hay que entender que al menos en Alemania los procesos legales son muy tardados y son muy exactos. 

 

Aunque llega a existir flexibilidad, no significa que debes tomar para menos los procesos legales que aquí se toman muy enserio, por ejemplo con el cambio de dirección o con comportamientos sociales como no hacer ruidos los domingos. 

 

Definitivamente tienen muchas más restricciones que para nosotros como latinoamericanos no tienen mucho sentido, pero que debemos respetar.


Mi consejo: Infórmate bien de los procesos que necesitas y hazlo con tiempo de anticipación, recuerda que los procesos toman  bastante tiempo, existen varias páginas de información en español e inglés. 

Estar Ausente de la vida con tu familia y Amigos

A pesar de que pongo esta característica en último lugar, es la que considero más difícil. Por supuesto al principio no piensas en ello demasiado, sabes que vas a extrañar a los tuyos, pero hasta que te encuentras muy lejos es cuando te das cuenta de todas las cosas que vas a dejar de vivir en tu país con personas que amas. Cumpleaños, bodas, Navidades y funerales, la última muy triste.

 

En este tiempo en Alemania he perdido a tres personas importantes en mi vida, y son tres veces que lloré con mi familia por video-llamada pero también sola.

 

Aunque soy afortunada  y encontré en Alemania una persona que amo, y que me ha apoyado en momentos difíciles como esos; sentía la necesidad de llorar junto a mis padres, de verlos, de consolarlos y acompañarlos en este dolor, que es algo que se carga siempre. 

 

Es difícil, pero la vida de todos continua aunque tú hayas partido y habrá cosas que indudablemente te vas a perder. Gracias a la tecnología al menos tenemos el consuelo de poder comunicarnos con más facilidad. 


Mi consejo: Mantente comunicado con tu familia y amigos, manda fotos y videos, y siempre hazles saber lo mucho que los amas a pesar de la distancia. 

No pretendo que esta narración se tome como queja. Adoro Alemania y agradezco todas las experiencias que me ha brindado y a las personas que he conocido.

 

Sólo quería expresar que el camino no siempre es fácil y hay cosas que hay que tomar en cuenta aunque suene muy crudo.

 

Pero nos vemos en el siguiente post, donde te contaré, todas las cosas que son incluso mejor de lo que esperaba en Alemania. 


¡Comparte con tus amigos viajeros la pasión de vivir una Alemania desconocida!


SÍGUENOS


PATROCINADORES Y COLABORADORES




AFILIACIONES





300*250
300*250