· 

LA COMIDA ES HISTORIA Y EVOLUCIÓN

Un país se conoce por los paisajes, 

se disfruta con los amigos

y la cultura se aprende con la comida y en la cocina. 


Me enamoré de Múnich en el año 2003, ya sea por su naturaleza, su infraestructura, su nivel de vida y seguridad. Hoy constituye una de las ciudades más hermosas de Europa para mí. En las cercanías de Múnich se pueden encontrar innumerables lagos y el río Isar atraviesa toda la ciudad. Estos te invitan a gozar de un baño fresco, ir en bote durante muchas horas a lo largo del río o hasta surfear (nunca se pierdan de visitar la ola constante del “Eisbach”). Siempre con la opción de refrescarse con unas buenas cervezas.


El Oktoberfest „Wiesn“

Como lugar turístico a nivel mundial, Múnich goza de estar muy cerca de los Alpes, donde se puede ir durante todo el año a pasear, escalar, nadar, esquiar o volar en parapente. Para ir de cacería se necesita un permiso especial. El Oktoberfest – el kermes conocido a nivel mundial – es un verdadero generador “inteligente” para establecer una economía muy fuerte a nivel turístico, hotelero y gastronómico. 

 

Las cervecerías que conforman el Oktoberfest son: Augustiner, Paulaner, Löwenbräu, Hacker Pschorr, Spaten y Hofbräu. Estas cervecerías firmaron una alianza hace muchos años atrás. El requerimiento básico para ser parte de la famosa fiesta de cerveza es utilizar el agua que proviene de la profundidad de Múnich para la misma producción de la cerveza. 

 

A lado de estas cervecerías con mucha historia tenemos una cervecería muy joven: Giesinger Bräu, quién ha logrado con mucho trabajo en poco tiempo llegar a ser querida en Múnich, esperando también ser parte del Oktoberfest en el futuro.

En el Oktoberfest encuentras a personas de toda procedencia e índole. En esta ocasión el turismo se mezcla con el mundo de trabajo, ya que Múnich tiene las sedes centrales de BMW, Siemens e Infineon. Al mismo tiempo, ha tomado más poder tecnológico juntando a las sedes importantes de Microsoft, Google entre muchas más – al grado de ya ser comparado con el Silicon Valley.

Las cervecerías de Múnich

El posicionamiento de las cervecerías en la ciudad ayuda entender mejor la gastronomía en Múnich y Baviera: Las cervecerías prácticamente son los dueños de los mejores restaurantes típicos y podrás acompañar tu comida con muchas clases de cerveza - las más conocidas son una “Helles” (rubia o clara) y la “Weißbier” (cerveza de trigo).



La comida Bávara

A pesar de no aparentar, la comida bávara es una amalgama de culturas y tiene una influencia importante del sur del continente europeo. Uno de sus iconos es el “Wiener Schnitzel”, que es una carne de ternera apanada que fue llevada a los paladares germanos por los italianos y retomada por los austriacos por su exquisito sabor. 

 

Como desarrollo más reciente se puede disfrutar mucho de la comida italiana y turca en Múnich. Entre otros, fueron miembros de estos pueblos que aportaron la ayuda indispensable para la reconstrucción de Alemania después de la segunda guerra mundial. Otro desarrollo autóctono de la posguerra: las bolas de pan o de papas (“Knödel”) con salsas a base de carne de cerdo o de res junto a la cerveza son espectaculares. Aparecen las nuevas tendencias: En la cocina bávara moderna incluso hay un Tiramisú con Weißbier. Aprovechar los resultados de esta mixtura no debe ser descartado en cualquier visita a la ciudad.

 

Todo desayuno, almuerzo o cena se puede disfrutar con una buena Helles o Weißbier. Muchos restaurantes “sobreviven” por las bebidas en vez de la comida. No obstante hay que aclarar que la mayoría de menús se disfrutan en días libres, feriados o de fiesta. No cada bávaro toma cerveza en el desayuno -y no todo muniquense anda borracho todo el día. Pero si se te antoja la cerveza y quieres sumergirte en la cultura local, sigue el ejemplo local y pídete una cerveza rica y sin alcohol (“Alkoholfreies”).

 

Con el tiempo los bávaros crearon muchas clases de embutidos y salchichas que varían en colores, tamaños y sabores. Claro se las disfruta mejor acompañadas de una buena cerveza y buenos amigos – y es allí donde puedo aportar yo: A través de mi formación en la escuela de cocineros de Múnich tanto como chef profesional en restaurantes bávaros pude disfrutar de estas delicias durante muchos años. Además, tuve la oportunidad de cocinar con abuelas alemanas y comprobar que son ellas las que mejor sacan la sazón típica bávara. 

 

Sí necesitas una receta, un chef privado y/o un acompañante turístico en Múnich, no dudes en contactarme por Instagram o teléfono. Con mucho gusto comparto mis experiencias y vivencias en estas tierras. Además, como chef privado tengo la oportunidad de conocer más gente nativa de donde se aprende mucho de la cultura y sus costumbres.

 

Orlando Galárraga

INSTAGRAM               MÓVIL

En un restaurante bávaro no puede faltar:

  • Weißwurstfrühstück: salchichas blancas, cerveza blanca de trigo y brezel (¡Ojo – solamente se sirve hasta el mediodía, ya que es considerado “desayuno”!) 
  • Schweinebraten: Cerdo asado al horno con bolas de papa o pan, salsa y corteza crocante (Kruste). 
  • Ente: Pato al horno con Salsa, bolas de papa y col roja (Rotkraut). 
  • Wiener Schnitzel: Carne de ternera empanada (milanesa) con papas a la paila con limón y arándanos rojos (Preiselbeeren). 
  • Forelle: trucha con ensalada de papas o papas en mantequilla con hierbas frescas (Muy típico los viernes). 
  • La barbacoa: en verano el “Grill” conlleva reunión de amigos en los balcones y terrazas o al lado del río y lagos. 
  • Kaiserschmarrn: un gran panqueque (harina, leche y huevos) cortado en trozos, caramelizado con azúcar y mantequilla en una paila caliente. (Uno de los postres más conocidos y viene acompañado con mousse de manzana).

 

CONOCE MÁS de múnich

Consultor gastronómico, cocinero profesional, parrillero de alma y corazón.


¡Comparte con tus amigos viajeros la pasión de vivir una Alemania desconocida!


Escribir comentario

Comentarios: 0